Sabes

A invasión de recuerdos,
agolpados, empujándose unos a otros,
solicitando atención
reclamando audiencia desconsoladamente.

A vacío indispensable pero absurdo,
frecuentado por moribundos fantasmas repetidos,
cadenas bajo sábanas
golpeando estanterías sin fotografías ya.

A paz con ambulancias,
amaneceres nublados con vientos racheados,
tranquilidad de cementerio
de lápidas con letras de canción.

A penas de chocolate,
licuado con las lágrimas que no existen,
alegrías de cicuta
que de tan repetidas son viejas ya.

A nada y a todo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s