En este punto

Nunca sabrás lo que no te diré. Y en este punto de la narrativa ya no sé si soy un héroe cobarde o un valiente sin iniciativa.

Solamente espero que no necesites que te lo diga para que lo sepas. Y en este punto de la narrativa imagina los versos que no te he escrito hoy.

Ciego de tu sonrisa.

En el principio estaba el verbo

Imprimirás tu esencia en un frasco de cita inesperada. Será un qué sé yo, un yo qué sé. Será un sin querer, será un no quería. Pero lo será todo. Y sonará esa canción. Y la esencia será un verbo. Y será un es.

Sit tibi terra levis

Dicen que el cementerio de los silencios ya está lleno a rebosar. Hay miles de nichos pequeños con agradecimientos no dados en los trabajos. Cientos de criptas con llamadas a los seres queridos que nunca se hicieron. Epitafios de “Mañana lo hago”, “De hoy no pasa” y uno de mis preferidos “ella/él ya lo sabe”. El cementerio de los silencios se erige sobre la tierra de amores cobardes nunca confesados.

Que la tierra os sea leve.

Analógicamente

Prefiero tus gestos a la foto de perfil

las historias de tus manos a los chats

un encuentro casual a una agenda

hacernos sentir únicos y no una lista

prefiero sorpresas a citas planificadas

Prefiero el destino al amor prefabricado