Sit tibi terra levis

Dicen que el cementerio de los silencios ya está lleno a rebosar. Hay miles de nichos pequeños con agradecimientos no dados en los trabajos. Cientos de criptas con llamadas a los seres queridos que nunca se hicieron. Epitafios de “Mañana lo hago”, “De hoy no pasa” y uno de mis preferidos “ella/él ya lo sabe”. El cementerio de los silencios se erige sobre la tierra de amores cobardes nunca confesados.

Que la tierra os sea leve.