Cuento en cuatro gestos

por alexasunsolo

– ¿Te importa?

Le dijo él mientras agachaba la cabeza para poder cobijarse bajo el paraguas con flores de ella.

– ¿Y a ti?

Le dijo ella mientras le ofrecía el mango del paraguas, con forma de pato, para que él lo elevara un poco y se hiciera responsable.

– No.

Contestó él mientras separaba el codo abriendo una puerta a que ella se agarrara.

– Vamos

Dijo ella agarrando su brazo y apretándose fuerte para no mojarse.

Anuncios