Se prometieron

todas las promesas posibles, de todas las formas posibles, en todos los lugares posibles, a todas las horas posibles.

Les llevó tiempo. Poco esfuerzo, la verdad. Finalmente lo hicieron. Cumplieron todas las promesas.

Todas.

Hace semanas que no se dicen nada, de ninguna manera, en ningún lugar, en ningún momento.

Tienen toda la eternidad por delante. Nada que hacer, la verdad.

Nada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s