Celoso

Del azúcar de tu café,
de la goma que abraza tu coleta,
del teclado de tu ordenador,
de la pantalla que te mira sin tener que disimular,
del colgante que besa tu cuello sin permiso,
del espacio que dejas entre los pies al caminar,
de tus sueños desconocidos para mí,
de la luz que te roza el rostro,
del todo que abarcas,
de la nada que completas y desbordas,

de la sonrisa que me he perdido,
de la canción que no es nuestra,
del secreto que no me has contado esta tarde,
de mi yo a tu lado que no soy,
del nombre por el que no me llamas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s