Elogio del desenamorado que cree

por alexasunsolo

Hago homenaje hoy a todos aquellos que a pesar de todo, siguen creyendo. En días donde se reclama la atención sobre las sonrisas, los chocolates y los lazos rojos, rompo mi lanza por todos los que saben lo que significan las penas, las cajas vacías y los lazos rotos, pero que no renuncian a ello, o lo que es peor, se han resignado al ateismo negro de la desesperanza.

A todos los que saben lo que es poner el repeat sobre una canción maltida, o bendita, en el coche, en el trabajo, viajando con ella a los momentos donde fue de alguien, y que con el paso de los sucesos se convertirá en prohibida durante el tiempo en que cierra la herida.

A todos lo que saben lo que es el silencio. Ese del que solo escucha su respiración otrora entrecortada y compartida, a veces con la pasión del desvarío y hoy sencillamente la rutina del seguir recibiendo oxígeno.

A todos los que entran en el coche y ya no huele al otro, sino a monotonía y otrodiamas, igualmente a todos los que compraron ese ambientador porque no podrían conducir sin dejar caer la lágrima del ya nada es como antes.

A todos los que se obligaron a borrar el teléfono por la tentación suprema, que es mucho más fuerte que la voluntad, de volver a llamar, de volver a enviar un mensaje que con arrepentimiento o sin el, es más sincero que la pose del estoy bien, no te preocupes.

A todos los que se alegran desde su soledad no elegida de la felicidad del que ya no es, deseándole lo mejor, deseándole, como dice la canción, por encima de todo amor, pensando que si no es mío al menos que sea de alguien porque lo mereces y no supe dártelo.

A todos los que saben de lo que escribo, y siguen creyendo, siguen esperando a dejarse atrapar  por canciones nuevas, nuevos olores, nuevos mensajes, nuevos deseos y, en definitiva, vidas nuevas.

A todos los que se atreven,

Mi más sincera felicitación en el día de hoy.

 

Anuncios