Vuelve allí

Hubo un tiempo en que te sorprendías a ti misma en cada cosa, como pionera en planeta extraño; un tiempo en que tenías capacidad de sorpresa, esa sorpresa dulce de las primeras veces.
Hubo un tiempo donde con ansiedad buscabas caricias y las pestañas eran señales en morse.
Hubo un tiempo en que escribías tus propios futuros imposiblemente posibles.

Guarda todo lo que pasó después en un pensamiento que envíes al olvido.

Y vuelve allí. Volvamos juntos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s