La habana, febrero

Estabas ahí
Entre las olas y los sones
Donde la revolución se ama
y el amor revoluciona.
Donde no hay condiciones
Entre tantos condicionantes
Y siempre es veintiséis.

Estabas ahí
Entre el azúcar y la palma
Donde las almas son ricas
Y los mercados pobres
Donde se tiene de todo
en repisas vacías
Donde se “sigue siguiendo”
Convidando a creer en el futuro.

Y allí te dejé
Donde se sucedieron sucesos nuestros
Entre presunciones de inocencia y
Las dudas del nunca se sabe.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s