Si en vez de envidiar aprendiéramos

De las personas que siempre sonríen a pesar de los a pesar de,
De quienes ven la luz en las rendijas que deja la tristeza o la soledad no deseada,
De aquellos que saben que ser y estar es saber ser y estar en todas las situaciones,
De todos los que te reciben como si fuera el primer momento de un día perfecto,
De los que deciden y caminan sin pensar demasiado en lo rentable del destino,
De aquellos que aman sin necesidad de ser amados y dan sin necesidad de portes pagados

Si en vez de envidiar aprendiéramos…
La era pariría un corazón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s