un día fuiste

Un día tuviste esos ideales que hoy se aquejan del reuma de los compromisos; tuviste sueños que hoy se derriten al sol de una cínica resignación que alimentar; luchabas, recuerdas, contra injusticias que ahora son solo molestias de telediario y de tertulia.
Un día fuiste otro, buscabas ballenas míticas en el mar, o gigantes vencidos que ofrecer a una dama.
Un día fuiste, en realidad, el mismo que eres ahora, pero sin la excusa del devenir de los acontecimientos, sin la melancolía de que nunca viste ninguna mítica ballena y sin las derrotas frente a molinos que son damas que si existieron pero no eran como soñaste

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s