A modo de Ernesto

Está la lucha, esa que agarra un fusil y avanza en la trinchera, esa que alza el puño al cielo para conquistar los adoquines sobre la playa.

Y está la lucha, esa que te levanta cada día al suburbano libro en mano, esa que aguanta y soporta momentos silenciosos y anodinos, ignorancias y vacíos.

Y está la lucha por vos. La más difícil, la que me vence y derrota.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s