Desencuentros

Él le preguntó si quería bailar.

Ella dijo que sí

Él pensaba ya en su viaje de novios

Ella en que no recordaba dónde había aparcado el coche.

Bailaron. Él no pudo dormir. Ella encontró su coche.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s