Limerencia

Liberaron sus mentes
Otrora atadas con cuerdas
frias de sensibilidad.

Soltaron las amarras
del miedo y la duda,
cuestionarios sin salida.

Borraron los pasados
llenos de pasos perdidos,
cementerios de lo no sucedido.

Y fueron tan todo,
tan totalmente todo
que no hubo mundo suficiente.

Residencia

Contemplaron la vida desde ese espacio íntimo, desnudo de cuerpo y alma, único y verdadero.

Atrincherados en el abrazo, observaron los días como quien ve llover bajo un paraguas transparente.

Y esa residencia, resistencia, les hizo eternos.

Cicatrices

Las hay de recuerdos dolorosos, de batallas vencidas, de guerras que no debiste empezar. Las hay también de lugares donde no tenías que meterte y lo hiciste. Las hay que son arañazos que no recuerdas cómo sucedieron. Otras, sin embargo, dejan la huella imborrable del dolor.

Y las hay del amor, ay, esas…

… esas se quedan para recordarte siempre quien fuiste. Y la promesa de que sabrás aprender de ellas, porque tu corazón no aguanta muchas más suturas.