Si en vez de envidiar aprendiéramos

De las personas que siempre sonríen a pesar de los a pesar de,
De quienes ven la luz en las rendijas que deja la tristeza o la soledad no deseada,
De aquellos que saben que ser y estar es saber ser y estar en todas las situaciones,
De todos los que te reciben como si fuera el primer momento de un día perfecto,
De los que deciden y caminan sin pensar demasiado en lo rentable del destino,
De aquellos que aman sin necesidad de ser amados y dan sin necesidad de portes pagados

Si en vez de envidiar aprendiéramos…
La era pariría un corazón

Consejos para un amor correcto

No dirás qué guapa estás hoy. Dirás que ser humano más interesante eres.
No dirás invito yo. Dirás hagamos una sociedad limitada y facturemos.
No abrirás la puerta para que ella pase. Entrareis a la vez esperando que el ancho de para ello.
No enviarás flores por sorpresa. Pedirás permiso con 24 horas de antelación.
No le pedirás una cita. Buscareis hueco para una reunión conjunta.
No le regalarás ropa, libros o cualquier cosa que sabes que que le gusta. Le entregarás una tarjeta regalo, previo pacto en su coste, para que ella elija.
No harás nada por iniciativa propia. Esperarás la suya o convocarás otra reunión.
No sonreirás cuando pase delante de ti. Ni se te ocurra. Mirarás a otro lado.
No ofrecerás tu paraguas. Siempre ireis cada uno con el vuestro.

golpe de estado

Siempre con que el amor aparece sin avisar y te arrasa, y digo yo que seamos nosotros los que nos aparezcamos al amor sin avisar, le despertemos de su letargo absurdo y le robemos los momentos que aun se reserva para un vete a saber quién o cuándo.
Algo así como un golpe de estado de ánimo

microamor

Sabes ese momento en el que, distraído, alzas la cabeza y ves frente a ti un autobús, que es ventana, que es asiento, que es ella mirando el móvil con sus auriculares, sonriendo y sin saber que es culpable del atasco que has formado.

desamor fugaz

Si te reconoces como yo en alguna de estas palabras:

ahoraquedigo
madremiaquehago
nosemeocurrenada
esoesquesioqueno
yaestamosotravez
ohacesalgooseva
puesyaestayasefue

Entonces es que has vivido un amor de instante fugaz maravilloso.

Guarda

Guarda ese detalle que solamente sabéis los dos. Guárdalo en el tiempo y en el bolsillo de tus recuerdos mejores.
Guarda esa tontería que nadie entiende menos vosotros. Guárdala entre vuestras sonrisas cómplices mientras cenáis con amigos.
Guardad, guardad todo lo que os regala el amor para recuperarlo en días de lluvia o vientos de dudas.

Todo lo demás da igual: puede perderse en la mudanza de los años

Vuelve allí

Hubo un tiempo en que te sorprendías a ti misma en cada cosa, como pionera en planeta extraño; un tiempo en que tenías capacidad de sorpresa, esa sorpresa dulce de las primeras veces.
Hubo un tiempo donde con ansiedad buscabas caricias y las pestañas eran señales en morse.
Hubo un tiempo en que escribías tus propios futuros imposiblemente posibles.

Guarda todo lo que pasó después en un pensamiento que envíes al olvido.

Y vuelve allí. Volvamos juntos

no eres tú, soy yo…

No eres tú, soy yo

… y el contexto, y el tiempo, y el pasado, y las dudas, y las mochilas, y los recuerdos, y las canciones, y aquellos libros, y el verano, y el camino, y el viaje, y la lluvia, y los otoños, y el mar, y aquello que se dijo, y la dedicatoria de un libro, y el invierno, y los miedos, y lo que no se dice, y el abismo, y los prejuicios, y las velas apagadas, y el sol que no sale, y los mensajes interpretables, y tanta tontería imprecisa y tantos érase una vez

viajes

Viajaban por un universo de nadie, lo hacían suyo a cada paso. Se detenían a descansar sobre una arena invisible e infinita. Sorteaban los vientos abrazando sus palabras. La luna eran ellos. El sol eran ellos.
Viajaban el viaje de conocerse.
Ese viaje único de las primeras veces

Lotería

A todos los que creéis que queréis a la persona que tenéis a vuestro lado, joder, dejad de creerlo y amarla, amarla como si fuera la última vez que la tenéis delante. Dejad de ser estúpidos y corred hacia donde esté, donde quiera que eso sea, qué más da. Pensad en las personas que jamás sabrán vuestro nombre y por las que sin embargo os dejáis la voz en los conciertos u os volvéis locos viendo su última película. Joder, dejadlo todo y buscad a la persona a la que queréis y decidle la verdad, porque es para el mejor trabajo de vuestra vida, porque nunca podréis gastaros lo que ganaréis con él, porque os permitirá beberos el deseo y la felicidad a tragos, sed coherentes por una vez y luchad para lo único que no es interesado y sin embargo es lo que más os interesa, dedicad todo el tiempo que tenéis y el que no tenéis en recordarle a la persona que queréis que cantaréis a gritos todas y cada una de sus palabras y que os gustaría ser el protagonista de la película de vuestra vida. Hacedlo, hacedlo ya, de una puta vez, por ella, por él, hacedlo por los que no podemos, por los que no pueden. Joder, porque el mundo está mal, muy mal repartido y habéis sido tocados por la diosa fortuna y, mierda, algunos ni siquiera lo sabéis.